Asebrok

Facebook-f Linkedin
Facebook-f Linkedin

ASEBROK Correduría de Seguros

Gerencia de
riesgos

Home > Gerencia de riesgos

gestion de riesgos

Análisis de riesgos Específico y adaptado a las necesidades de cada cliente

En asebrok analizamos las pólizas y proponemos las mejoras necesarias en las mismas.

La Gerencia de Riesgos es el conjunto de métodos que permite analizar los riesgos a los que está sometida la empresa, cuantificar las pérdidas derivadas de su acaecimiento y determinar las medidas para su eliminación, reducción o transferencia, para garantizar el patrimonio y los resultados de la misma.

En ASEBROK te ayudamos a gestionar los riesgos de tu empresa con nuestra metodología diseñada para simplificar la Gestión de Riesgos, pues contamos con personal cualificado en nuestro departamento especializado en Gerencia de Riesgos (Risk Management).

Gestión de riesgos para empresas

Optimización de la gestión de los riesgos

Trabajarás bajo una metodología que te ayudará a gestionar tu mapa de riesgos de una manera sencilla y práctica.

A)

Verificación de riesgos

Se centra en la identificación de los riesgos en aspectos tan dispares como incendios, avería de maquinaria, pérdida de beneficios, responsabilidad civil, daños al medio ambiente, entre otros.

B)

Servicios técnicos

Valoraciones de activos, planes de actuación en caso de siniestro, formación en gerencia de riesgos, seguridad y medio ambiente.

C)

Análisis Integral

Se evalúa la gravedad de todos los riesgos puros a los que está expuesta la empresa y se propone un plan de acción para minimizar el coste de sus riesgos.

D)

Peritaciones y apoyo experto en caso de siniestro

Asesoramos sobre las medidas de contingencia apropiadas en cada caso, con el objetivo de minimizar dichas contingencias.

Reserva cita con nuestros consultores

Concierta una entrevista con cualquiera de nuestros consultores especialistas, y podrás realizar tu análisis de riesgos para tu empresa

Reservar cita

¿Por qué es importante la Gestión de Riesgos?

 

Posiblemente la gestión de riesgos nunca había sido tan necesaria como en la actualidad. La complejidad de los riesgos que afrontan las empresas en la actualidad se ha visto acentuada por el acelerado avance de la globalización. Están apareciendo nuevos riesgos constantemente, a su vez asociados y provocados como consecuencia del uso masivo de la tecnología digital. Por ejemplo, los más entendidos en gestión de riesgos afirman que el cambio climático va a provocar un aumento de las amenazas.

Muy recientemente, la pandemia de coronavirus se convirtió en una amenaza externa que provocó problemas en la cadena de suministro de muchas empresas y que a su vez tuvo impacto en la salud y seguridad de sus trabajadores e incluso en la forma de hacer negocios, la capacidad de establecer relaciones con los clientes y en la imagen de la empresa.

No obstante, las empresas se adaptaron en seguida a las dificultades provocadas por la pandemia. Desde entonces, las empresas han tenido que afrontar nuevos riesgos, como la posibilidad de que sus empleados regresen a sus puestos de trabajo y la forma de hacer que sus cadenas de suministro sean menos vulnerables a las crisis.

Proceso de análisis de riesgos

 

La evaluación de riesgos es un modo de resolver problemas cualitativamente mediante el uso de diferentes medios de valoración de los riesgos para su análisis y resolución. El proceso de análisis de riesgos es el siguiente

  1. Determinar los riesgos existentes 

A la hora de identificar los riesgos, lo primero que hay que llevar a cabo es una tormenta de ideas. Para ello, es necesario que la empresa convoque a sus trabajadores a fin de estudiar todas las fuentes de posibles amenazas. A continuación, es necesario clasificar todas los posibles riesgos detectados en función de su grado de urgencia. Teniendo en cuenta el hecho de que resulta imposible eliminar todas las amenazas presentes, establecer un orden de prioridades garantiza que se aborden con mayor celeridad los riesgos susceptibles de influir considerablemente en la actividad de la empresa.

  1. Analizar los riesgos

Las soluciones a los problemas en muchos casos consisten en detectar el problema y posteriormente ponerle solución. Así, se puede decir a menudo que los riesgos son un asunto de interés para la empresa. Sin embargo, antes de encontrar la forma más adecuada de gestionar los riesgos, la empresa tiene que localizar el origen de los mismos preguntándose: «¿Qué ha provocado ese riesgo y en qué medida puede afectar a la empresa?»

  1. Elaborar una estrategia de actuación adecuada.

Cuando una empresa opta por valorar las diferentes opciones para minimizar los riesgos detectados y prevenir que vuelvan a producirse, es necesario que se plantee una serie de preguntas: ¿Cuáles son las acciones necesarias para impedir que el riesgo detectado vuelva a producirse? ¿Cómo actuar en caso de que vuelva a aparecer?

  1. Establecer medidas preventivas frente a los riesgos detectados.

Es el momento de desarrollar las ideas que han funcionado para afrontar los riesgos mediante una metodología de gestión y la creación de planes de contingencia que puedan aplicarse en el día de mañana. Cuando los riesgos se produzcan, estos planes ya podrán ser aplicados.